Flamenquín Cordobés

Hola de nuevo hoy vengo con una receta muy cordobesa, después del tartar he tirado para casa, y hoy os presento un flamenquín cordobés.

El flamenquín lo he hecho de pollo(no tiene nada que ver la operación bikini eh), pero bueno los pasos son prácticamente los mismos.

Lo primero es ir al mercado y comprar un producto fresco y de calidad, vuestro cuerpo os lo agradecerá.

Ingredientes:

  •  Filetes de pollo
  • Jamón(si es del de la pezuña negra mejor)
  • Queso(opcional)
  • Sal
  • Pimienta
  • Pan rallado
  • Huevo

Lo siguiente que tenemos que hacer es lavarnos las manos, si no lo habéis hecho, aún estáis a tiempo.

Vale una vez listos, lavamos el pollo y podéis machacarlo para hacerlo más fino, yo apenas lo he golpeado y está más gordito de lo que debería.

Una vez lavado  lo salpimentamos:

ImagenYo he echado bastante pimienta, si no os gusta tanta, echarle un poquito menos y listo, esto es a gusto personal.

Ahora llega el momento de echarle ingredientes al pollo, podéis inventar y rellenarlo de lo que más os guste.

Yo le he puesto jamón y queso (ambos a elección personal) . El queso puede estar en láminas, sería lo ideal, pero también como lo he puesto sale perfecto.

Imagen

Esto ya va cogiendo forma, ahora llega un momento delicado, tenéis que enrollarlo todo, a mí se me ha quedado por una parte más gordo que por otra, no pasa nada, lo único que la parte más gorda, se tendrá que hacer más en el aceite.

ImagenComo veis  la parte de la derecha es mucho más gorda, esto se soluciona, golpeando antes bien el filete y dejándolo bien estirado, pero bueno es el primer flamenquín que preparo, el segundo ya será más uniforme 😀

Ahora tenemos que bañarlo en huevo y pan rallado, yo he hecho este paso dos veces, para que coja más cuerpo.

El resultado es este:

Imagen

 

A simple vista parece estar lejos de lo que es un flamenquín, he tenido un problema y se me ha abierto un poco, por eso lo he envuelto en papel albal para que se unifique y lo he dejado reposar 2 horitas en la nevera.  Mano de santo.

Una vez que sacamos el flamenquín de la nevera, lo echamos en aceite caliente y lo movemos constantemente para que se haga por dentro bien. Tened cuidado de que se os queme por fuera y por dentro se os quede poco hecho.

El resultado ha sido este:

Imagen

Tengo que decir que cuando lo he enrollado, pensaba que no me saldría pero he tenido fe y finalmente ha salido muy rico.

Esto lo podéis acompañar con un buen tinto, nada de Don simón y compañía que os conozco,  y justo después una siesta para reposar la comilona.

Bueno espero que os animéis y lo hagáis en vuestras casas, es un plato fácil, rico y para toda la familia.

A disfrutar comiendo y cocinando y nos vemos en la siguiente receta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s